lunes, 8 de junio de 2015

Test solubilidad

Los test o pruebas de solubilidad deben realizarse tanto sobre el soporte como sobre los elementos sustentados o tintas cuando vamos a someter a la obra a tratamientos acuosos o al uso de disolventes.

Para realizar las pruebas:
- Aplicar una pequeña una pequeña cantidad del disolvente mediante hisopo, pincel o una pipeta, para comprobar como se comporta la mancha.
- Repetir la operación cuando el papel absorbe el líquido.
- Puede realizarse aplicando una tira de papel secante sobre la zona humedecida con el líquido en cuestión.

Las pruebas de solubilidad se realizan presionando sin frotar.


- La comprobación puede repetirse varias veces utilizando diversos intervalos de tiempo.
- Cuando el test se realiza sobre elementos sustentados, tintas o elementos gráficos, debe realizarse una prueba por cada tipo de tinta y color.

Para observar el resultado se aconseja emplear una lente de aumento.



La formación de un cerco es un síntoma de que se produce disolución (cuando realizamos el test sobre el soporte celulósico frecuentemente se disuelven productos de degradación del papel; si lo realizamos sobre la tinta lo que puede disolverse es la tinta). Si la aureola es perceptible en condiciones normales de observación significará que hemos formado una mancha que deberemos eliminar.

Si las pruebas de solubilidad se realizan para comprobar la resistencia de la obra a los baños acuosos recordar que deben realizarse mediante la aplicación de pequeñas dosis del líquido en el que se va a realizar el baño. Por ejemplo, si se trata únicamente de un baño acuoso emplear para el test el agua a utilizar; si se trata de un baño que incorpora alcohol realizar la prueba mediante la aplicación de la mezcla exacta de agua y alcohol que se utilizará en el baño.

Estas pruebas presentan un carácter indicativo pero no conclusivo. El someter una pequeña parte de la obra a una pequeña dosis de solvente no es lo mismo que intervenir la totalidad del documento (especialmente si se trata de un baño de sumergimiento). Para mejorar los resultados se aconseja testear el tiempo que dura el tratamiento (para una humectación que dure 10 minutos se testeará el disolvente usado durante el mismo intervalo de tiempo).








14 comentarios:

  1. Va de nuevo:
    1.- Al realizarse las pruebas de solubilidad sobre el soporte o los elementos sustentado ¿el secado se realiza sin ningún método de presión o es indistinto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kandy, me gusta que se estén preguntando estas cosas, voy a responder por partes para no generar un texto muy amplio:

      Existen tres técnicas para pruebas de solubilidad:
      1) con hisopo
      2) aplicando una gota
      3) con secante húmedo

      En papel a mí me gusta usar le de gota y más dejándola caer con un pincel muy fino para controlar la zona, por ejemplo si quieres ver si una tinta es soluble y quieres humectar sólo la línea de un trazo.

      Así que supongamos que la quieres ver si una tinta roja es soluble y aplicas tu gota:
      a) si inmediatamente tu gota se pone roja es SOLUBLE tu tina (pero mucho será difícil de controlar en los siguientes procesos)
      b) Si esa gota la absorbes con tu esquinita del papel secante y al ver el secante observas que las fibras se tiñeron de rojo, entonces es soluble pero hay que tener cuidado en los fenómenos de capilaridad, y en las propiedades de absorción, succión. En este momento repites la prueba porque puede ser lo anterior o a lo mejor tu factor a considerar es el tiempo en que reacciona, puedes tener encolante en la tinta y si la gota encima se quedara más tiempo pasaría el primer caso o hay un encolante en el papel y al perderse con el agua "libera la tinta".
      c) si en ninguno de las pruebas anteriores sucede nada colocas otra gota y presionas con el secante. Observas el secante y si se ve el hola de fibras teñidas es soluble (habrá que cuidar lo mismo que en el b, succión, absorción, etc)......Pero si vez fragmentos o partículas en el secante, es que NO ES SOLUBLE sino que tu acción mecánica (abrasión, fuerza, etc) propicia el desprendimiento de la tinta, la perdida en fragmentos.
      Saludos
      Roxana

      Eliminar
    2. Muchas gracias, Roxana. Me parece un punto importante la metodología en las pruebas de solubilidad en nuestros materiales. Saludos

      Eliminar
  2. Yo entiendo que es sin presión!!, a lo mucho lo que se sugiere es tener a la mano un pedazo de papel secante.

    ResponderEliminar
  3. Pienso que el aplicar mucha o poca presión sobre la obra al secar la humedad de la prueba de solubilidad depende de las características de la misma obra, es decir, del estado del conservación que presente la misma.

    Si contamos con tintas o soportes que se ven a simple vista deteriorados eso puede indicarnos que el nivel de presión que podemos aplicar no debe ser mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis
      La presión debe ser uniforme y firme pero efectivamente dependerá de las condiciones de conservación de la obra.
      También es importante considerar la finalidad de las pruebas y la ubicación de ellas para evitar manipular material tan deteriorado.

      Saludos

      Eliminar
    2. Gracias por dar replica a mi comentario. saludos Roxana.

      Eliminar
  4. una pregunta que me vino a la mente ¿Es necesario que las tintas presenten estados de deterioro sobre el soporte para que sean solubles?... me atrevo a decir que NO, ya que las tintas contienen elementos intrínsecos que las vuelven solubles por poco o mucho tiempo que tengan de aplicadas sobre un soporte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Luis, las tintas tienen componentes que son solubles. No se te olvide que además hay tintas como las de impresión que no son solubles pero a veces les agregan colorantes que son solubles (se conocen como entonantes), de ahí la importancia de hacer este tipo de pruebas aunque creamos que no es necesario.

      Y como nuestro documento es un conjunto de materiales, recuerden que los componentes del papel también pueden influir en eso. Es decir que con la prueba de solubilidad elimines cargas y encolantes donde se encuentra la tinta y con ello la "pierdas" pero no es soluble la tinta sino hay que tener cuidado con la humedad en el papel.

      Saludos

      Eliminar
  5. Kandy me dio mucho que pensar en el tema de la presión que se le debe aplicar a la obra en la prueba de solubilidad o el secado de humedad de la misma prueba

    Yo pienso que en la prueba de solubilidad como en el caso del hisopo se puede empezar con presión muy leve e ir aumentando lentamente. Ya que esta misma prueba de presión te puede indicar cuál debe ser el método de secado de la obra en el caso de que la obra se humecte en su totalidad.

    En este caso me viene a la mente la situación que se presentó en las pruebas de solubilidad de la obra que intervino el grupo de Socorro (los 4 fantásticos) el pasado viernes, recuerden que Anahí le preguntó al equipo si la tinta de su obra se iba de forma inmediata o se necesitaba hacer presión sobre la misma para que se empezará a disolver la tinta

    Cuando repitieron la prueba de solubilidad se vio que las tintas no se iban de forma inmediata, sino que pasaban algunos segundos para que la tinta empezara a disolverse. El repetir la prueba le indicó a Anahí que no se debía ejercer mucha presión al momento de aplicar el papel japonés y también al momento de secar la obra.

    Por ello debemos suponer que la presión que aplique sobre la obra depende de las características de la obra

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Bruno y Luis. Retomaré sus comentario.

    ResponderEliminar
  7. Hola a todos, decidí contestar a todos de una vez después de leer los comentarios. Ante todo, ¡buen debate!. El tema de la presión que ejercemos al realizar pruebas de solubilidad es importante. Pues según como accionemos el hisopo TODAS LAS TINTAS SERÁN SOLUBLES a base de presión. Por ello les comenté que el hisopo no debe accionarse en forma circular aplicando presión, como en ocasiones lo empleamos cuando realizamos una limpieza, si no de manera suave, apenas girando sobre sí de lado.
    Otra técnica seria la de arrojar una gota de disolvente y apenas aplicar un papel secante sobre ella para identificar si efectivamente la tinta es soluble. También puede hacerse colocando un trocito de papel humedecido con el disolvente sobre el elemento en cuestión.
    Concluyendo es importante saber para qué hacemos las pruebas de solubilidad - cual es la información que queremos obtener. Está claro que queremos saber si son solubles, pero además, si sabemos cuál es la intervención que vamos a llevar a cabo sabremos cual es la manera más oportuna de realizar la prueba. Por ejemplo, en el laminado que realizamos el otro día en clase no íbamos a utilizar presión como sistema de fijación de la hoja para su secado. Por ello era importante saber si las tintas resistían al disolvente que utilizamos para el reactivado del adhesivo empleado para el laminado en seco. Apenas eso. No era oportuno ejercer presión pues las tintas serian en este caso vulnerables.
    Otra de las cuestiones que no debemos olvidar es realizar las pruebas de solubilidad con aquel disolvente o mezcla de ellos que vamos a emplear en el o los tratamientos de intervención.
    Gracias y seguimos conversando..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anahí:
      Complementaria diciendo que por eso a mí me gusta realizar estas pruebas cuando estamos describiendo loa materiales e identificándolos, no antes de procesos porque te permite entender a tu obra de forma integral.
      ¿Para qué queremos realizar las pruebas de solubilidad? a veces te permite identificar materiales por ejemplo tintas, para elegir procesos, o a veces para elegir los materiales que voy a ocupar, como en el caso de elegir el solvente para remover las cintas.
      Saludos

      Eliminar